Vergüenza, no tan ajena

Esta mañana, leyendo El Mundo, encuentro una noticia que creo ha pasado bastante desapercibida y que sin embargo considero de gran relevancia, pues nos confirma que eso que comunmente llamamos administrar justicia no tiene siempre que ver con la "Justicia" y que de alguna manera los abogados somos colaboradores de otra mentira del sistema.

Ver Noticia Original El artículo, titulado "Los jueces españoles creen que son los más amiguistas de europa", da cuenta de un informe emitido por la Red Europea de Consejos del Poder Judicial, ENCJ por sus iniciales en inglés, con el que se pretende dar una visión de la independencia y fiabilidad de los sistemas judiciales de los distintos estados de la unión. Y parte de los datos obtenidos mediante una encuesta remitida a todos los jueces européos.

 

En total respondieron a la encuesta 5878 jueces, de los que 474 eran españoles, por lo que los resultados reflejan la opinión de aproximadamente un 10% de nuestra judicatura.

 

Puede acceder a un resumen de los datos y al informe completo (en inglés) siguiendo este link a la página del Consejo General del Poder Judicial.

 

Puede acceder al artículo completo siguiendo este link a la página del El Mundo.

Los resultados se refieren concretamente a los años 2014-2015 y hay algunos especialmente llamativos:

1.- 71 (15%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen haber estado sometidos a presiones para decidir un caso en un sentido concreto. Otro 5% no estaba seguro.

2.- 66 (14%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen la recepción de amenazas o el efectivo inicio de acciones disciplinarias por el sentido en que han decidido un caso. Otro 9% no estaba seguro.

3.- 99 (21%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen que sus decisiones se han visto afectadas por reclamaciones o amenazas de reclamaciones de responsabilidad personal. Otro 7% no estaba seguro.

4.- 113 (24%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen que se saltan las reglas establecidas en el reparto de asuntos para influir en sus resultados. Otro 27% no estaba seguro.

5.- 350 (74%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen que los jueces se designan atendiendo a criterios que no tienen nada que ver con su preparación y capacidad. Otro 11% no estaba seguro.

6.- 398 (84%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen que los jueces han ascendido atendiendo a criterios que no tienen nada que ver con su preparación y capacidad. Otro 11% no estaba seguro.

7.- 222 (47%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen que las decisiones de los jueces se ven afectadas por presiones medíaticas. Otro 33% no estaba seguro.

8.- 222 (47%) de los 474 jueces españoles que contestaron, reconocen que las decisiones de los jueces se ven afectadas por presiones del Gobierno. Otro 15% no estaba seguro.

Como concluye el artículo de El Mundo: "Para el 84% de los jueces españoles ascender en su carrera es cuestión de amiguismo. Una cifra auténticamente récord en Europa, donde la media de jueces que creen que «ni el mérito ni la capacidad tienen que ver con la promoción profesional» en sus respectivos países se sitúa en torno al 30%. Es decir, que en España prácticamente se triplica el dato global europeo." Por otra parte, "España es uno de los siete países cuyos jueces opinan -en un porcentaje muy bajo, eso sí- que «se aceptan regularmente sobornos para decidir sobre un caso». Los otros países donde hay jueces que coinciden en eso son Albania, Bulgaria, Italia, Rumanía, Serbia y Eslovaquia."

En definitiva y por lo que a letrados (y justiciables) interesa, sépase que los propios jueces reconocen que la asignación de un caso a un magistrado o tribunal puede haber sido determinada por intereses espúreos y además, que cuando se produzca el fallo (abstraeremos el plazo de tiempo necesario para que ello ocurra) cabe también que éste haya sido determinado por un soborno o por presiones de la superioridad.

Lo que no nos dice el artículo, ni tampoco el informe, es cuántos de esos jueces que reconocen presiones y sobornos denunciaron tales hechos por el cauce legalmente establecido (denunciando en una comisaría o abriendo unas diligencias penales). Aunque mucho me temo que la cifra es 0. Y de ahí la vergüenza.

J.F. Ruiz.
Abogado

 

Acceso al informe en Inglés

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir commentario

Acceso

Encuesta

Estado de la Justicia

Relacionadas